DE COLORES

Para todos los gustos. *** http://www.colores.3a2.com ***
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 A los pies de Javier

Ir abajo 
AutorMensaje
El_niño
Administrador
Administrador
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 105
Edad : 33
Localización : En el ciber espacio de colores
Humor : Yo tengo mucho de eso
Respeto normas del foro :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: A los pies de Javier   Mar Jun 03, 2008 12:34 am

A LOS PIES DE JAVIER

A partir de aquel primer día de sexo con Javier nada volvió a ser como antes. Yo sentía verdadera adoración por él, aunque no sé si podría llamarse amor. Sólo quería estar a solas con él para chuparle la polla y dejar que me la metiera. Poco a poco fuimos desarrollando cierto arte para el sexo.
Durante los seis meses en que fuimos novios follábamos diariamente.
Difícilmente podíamos acabar con una corrida porque practicábamos el sexo en situaciones inverosímiles: me penetraba en los servicios del instituto, mientras estudiábamos, en el parque, dentro del agua del pantano mientras nos bañábamos.
Él estaba agotado de mi furor sexual. A veces, sus huevos ni siquiera guardaban suficiente leche para saborear.
Todos los días a eso de las siete de la tarde, cuando salíamos del instituto, nos dirigíamos a un pequeño bosque cercano al río. Nos descalzábamos y con los pies desnudos atravesábamos el río por uno de sus tramos menos profundos. En un pequeño claro arropado de árboles y arbustos, todavía con los pies mojados, nos tumbábamos sobre una toalla que llevábamos. Yo desnudaba mi culo ansioso y Javier su devoradora y exhausta polla. Normalmente yo me tendía sobre mi toalla, colocaba los pies sobre los hombros de Javier y él me cubría, clavándome la picha poco lubricada.
En esas horas dedicadas al amor, cuando estaba cansado de sus lengüetazos sobre mi cara y mis labios, me colocaba de rodillas sobre la toalla y él me la hincaba de un solo movimiento de cadera meneando mi picha con su mano al mismo tiempo.
Cuando nos despedíamos, al anochecer, no sin antes darnos un apasionado beso de buenas noches, entraba en mi cuarto, me untaba la pomada refrescante en el ojete y me acostaba en mi cama. No dejaba de pensar en Javier. Estaba completamente encoñado con él.
Su cabello castaño suavemente ensortijado en las puntas, sus finas facciones, sonrosados labios, un cuerpo bastante bien construido, desprovisto de vello, en fin, todo él, era apetecible. En aquellos momentos no se me pasaba por mi imaginación la posibilidad de traicionarle con otro tío. La idea de que él fuera mi único amante, mi rey, mi dios, de que sólo él tuviera acceso a mi ojete, por ahora me bastaba. Tal vez él no fuera la persona que yo hubiera deseado en uno de mis calenturientos sueños. Más bien soñé con un chico de piel oscura, oliendo a macho, con un trozo de carne lasciva entre las piernas. Javier en cambio era un chico dulce, que me la mete con cariño disculpándose con la mirada cuando arremete con un poco de fuerza. Él no era ese macho que me coge por las caderas y me calza una polla descomunal, mientras me retuerzo de dolor y los huevos me golpean los glúteos como dos badajos de una gigantesca campana y cuando me ha abierto el culo a pollazos me lo llena de leche sin plantearse si es o no peligroso no usar condón.
Por ahora esta situación me gustaba, Javier satisfacía mi deseo y me excitaba pensar en sus 12 ó 13 cms. de instrumento. Se dejaba querer, besar, acariciar y estaba abierto a cualquier rareza que se me ocurriera.
En una de aquellas ocasiones en que no había nadie en mi casa, nos dimos un baño, de esos en que uno acaba relajadísimo, no tanto por el sopor del agua caliente, sino por la liberación de leche, pasión, y esfínteres al contacto
del agua. Dentro de la bañera, trabajé con ahínco el culo de Javier, que escarbé sin piedad con mi lengua al son de sus gemidos, para rematarlo con la intromisión de mi polla. Una vez corridos, Javier, con el cuerpo mojado, se tendió sobre la cama de matrimonio de mis padres. Sin duda, esa era una de las imágenes que más me gustaban de él. Totalmente desnudo, desfogado de placer por delante y por detrás, donde su culo lentamente volvía a su cerrazón habitual, me mostraba esa picha morcillona y una pierna ligeramente doblada. Y sus pies descalzos, con sus plantas todavía húmedas y sus hermosos dedos desnudos mirando hacia el techo. Yo amaba aquél pedazo de efebo, desde abajo hasta arriba y la idea de adorarlo y lamerlo con mi lengua, por todo su cuerpo me extasiaba. Llegué hasta la cama y, vigilado por sus ojos avellana, comencé a lamerle la planta de su pié derecho.
-Sí, sí..., chúpame los piés. ¡Uumm!, ¡Uuuuumm!. ¡Qué gusto!
Él deseaba hacer lo mismo con los míos. Pero yo no le dejé. Solamente yo quería ser su esclavo. Su talón estaba delicioso, su sabor era el de toda la lascivia que me regalaba cuando me calzaba su polla dentro. Su puente, era el precipicio que me conducía a la postración y a la humillación más placentera. Luego avancé sobre sus dedos que se movían entre gemidos y olores a sexo. Mi lengua se hacía surco entre los dedos que se abrían lo mismo que mi ano que ya esperaba la embestida de dios. Dos dedos en mi boca envueltos en saliva, otro lengüetazo a la planta, luego un al empeine, a las uñas... Javier se corrió de gusto, lanzando su ¡aaaagh! característico.
Supuso una pequeña desilusión porque deseaba que mi macho me cubriera. Como él había tenido su ración de éxtasis, cogí sus nalgas, eché mano al lubricante, y lo enfilé a cuatro patas por segunda vez en una hora. Eyaculé tan poca leche que dudo de que Javier se enterara de algo más que de la follada.
Luego, abrazados nos dormimos con las manos posadas en la polla del otro.
Desde aquél día siempre he adorado a mis amantes de la cabeza a los pies.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://esto-es-demasiado.foroes.org
 
A los pies de Javier
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Pablo Javier Ricchetti
» javier cercas en el pais
» El Real Zaragoza traspasa a Javier Arizmendi al Getafe
» Javier Garrido ficha por el Lazio
» Javier Aguirre...¿Podrá salvar a México?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
DE COLORES :: De Sex-ion :: Relatos xxx-
Cambiar a: